Biodiversidad Terrestre

Según el Suplemento técnico del 1990 (DRNA), la flora de los cayos que componen la Reserva se estima en 140 especies vasculares. La mayoría de la vegetación en estos cayos no alcanza estatura considerable debido a los bajos niveles de precipitación y los suelos poco profundos que no permite que las raices de las plantas se desarrollen. 

Las asociaciones florísticas observadas en los cayos de la Reserva y descritas en el Suplemento técnico del DRNA para la misma son las siguientes:

1.) Plato rocoso: vegetación irregular y crecimiento esparcido de plantas leñosas y herbáceas menores de 2 metros de altura. Recibe bastante aerosol salino debido a que crece en la periferia de los cayos sobre roca de playa.  

-Clavelón de playa (Borrichia arborescens)

-Lino (Strumfia maritima)

-Uva de playa

-Barbasco (Jacquinia arborea)

-Lechecillo (Chamaesyce articulata)

Esta asociación se encuentra en Cayo Icacos y Cayo Diablo

2.) Arboleda siempreverde del litoral: Se desarrolla a lo largo de las costas fuera del límite de inundación máxima del oleaje, en arena de playa de relativa profundidad y aereación. Consiste de árboles y arbustos de hasta unos 5 metros de altura, influenciados por el viento y sujeta a la deposición de sal. 

-Uva de playa

-Coscorrón

3.) Matorral siempreverde seco: Se compone de dos estratas principales- la superior, con naturaleza abierta y no más alta de 9 metros, y la inferior, que es predominantemente cerrada de mucha mayor cobertura. Varias especies espinosas existen en esta asociación:

- Escambrón (Randia aculeata)

-Araña gato (Sideroxylon obovatum)

Entre las especies arbóreas, se han documentado el 

-Corcho (Icus a albida)

-Almácigo (Bursera simaruba)

-Espejuelo (Krugiodendrom ferreum)

Esta abarca la mayoría del área central de Cayo Icacos. 

4.) Manglar- En varios de los cayos se observan lagunas efímeras que contienen lodo de cal, arena de carbonato calizo y sales marinas depositadas por el viento, creando un sustrato hídrico, salino, estacionalmente inundado. 

- Mangle rojo (Rhizophora mangle)

-Mangle blanco (Laguncularia racemosa)

-Mangle botón (Conocarpus erectus)

Las zonas de manglar del Cayo Icacos fueron destruidas casi en su totalidad debido al impacto del Huracán Hugo.

5.) Playa arenosa: En esta zona crecen gramíneas, cyperaceas, bejucos y herbáceas. Entre las documentadas en los cayos se encuentran:

-Haba de playa (Canavalia maritima)

-Verdolaga (Sesuvium portulacastrum)

-Bejuco de playa (Ipomoea pescaprae)

En la costa sur y norte de Cayo Icacos existe una playa arenosa como también al suroeste de Cayo Diablo.

Aves

Los cayos de la Cordillera albergan una gran diversidad de aves, particularmente los islotes rocosos más inaccesibles. Son viveros y hábitat para la palometa (Sterna dougalli), para la cervera (Anous stolidus), gaviota monja (Sterna anaethetus), gaviota oscura (Sterna fuscata) boba prieta (Sula kuigaster) y la gaviota gallega (Larus atricilla).

El Pato quijada colorada (Anas bahamensis) se ha documentado en las lagunas de Icacos. 

Herpetofauna

En los cayos de la Reserva se han reportado varios reptiles:

- Lagartijo común (Anolis cristatellus)

-Lajartijo de yerbas (Anolis pulchellus)

-Gallina de palo (Iguana iguana)

En el Cayo Icacos, se han documentado dos ejemplares de un gecónido pequeño de alrededor de 2mm (Sphaerodactylus nicholsi). 

En el Cayo Ratones fue avistado un individuo de la culebra Alsophis portoricensis por Peter Tolson. 

*Tomado del Suplemento técnico del DRNA 1990

-

Cardumen de Roncos en los Jardines de Coral cuerno de ciervo (Acropora cervicornis) de Icacos (Foto por Montañez-Acuña)

Pólipos del Coral Estrella (Monstranstrea cavernosa) (Foto por Montañez-Acuña)

Estrella de mar en praderas de hierbas marinas (Foto por Otaño)

Praderas de hierbas marinas saludables - Thalassia y Siringodium (Foto por Montañez- Acuña)

Coral Pilar en el Arrecife de parcho de Cayo Icacos (Foto por Montañez-Acuña)