Importancia ecológica

 

El descenso en la densidad de poblaciones de organismos marinos de valor pesquero a lo largo de la región del Caribe durante las últimas décadas ha sido ampliamente documentado.

 

En el caso de Puerto Rico, el desembarco de peces de arrecife ha disminuido de  5 millones de libras durante el 1979 a menos de 2 millones de libras durante el 1993.

 

La degradación de las áreas costeras como producto del desarrollo no planificado y las actividades turísticas descontroladas son otras de las causas principales de la disminución en la productividad pesquera.

 

Los estudios realizados sobre los recursos marinos en la reserva natural demostraron que existen diferencias marcadas en la estructura de las comunidades de peces y corales en las áreas más cercanas a la costa comparado con los más distantes, las que sugieren que han surgido tensiones ambientales de origen antropogénico que han deteriorado las comunidades arrecifales. 

 

Las investigaciones confirman que el descenso en poblaciones de peces de arrecife ha contribuido a la degradación de las comunidades arrecifales.

 

Además del valor ecológico de esta zona, existen otras razones que justifican su designación:

 

- presencia de habitáculos críticos de especies de tortugas marinas en peligro de extinción

 

- alto valor recreacional (ej. buceo, pesca, navegación)

 

- la zona es un laboratorio natural para el desarrollo de actividades de investigación científica y de educación marina

 

- presencia de habitáculos saludables importantes para la designación de áreas de protección especial para la propagación de especies de peces y corales ("no take zones")

 

- la creciente amenaza debido a actividades recreacionales no controladas (ej. anclaje sobre arrecifes, pesca con arpón, buceo) en algunas localidades (ej. Playa Carlos Rosario, costa norte del Cayo Luis Peña)

 

- aumentos recientes en actividades como la deforestación de terrenos inclinados cerca de la costa

 

- posibles riesgos de contaminación asociados a la operación del vertedero municipal en Bahía Tamarindo 

 

- el valor como área de criadero de peces y otras especies de valor comercial

La designación de la Reserva Natural del Canal Luis Peña es importante para:

 

1) proteger y manejar ejemplos representativos de arrecifes de coral y otros sistemas asociados para asegurar su viabilidad a largo plazo y mantener la diversidad genética de las especies que allí habitan

 

2) proteger las poblaciones diezmadas de peces de arrecife, incluyendo aquellas especies de importancia comercial, y de tortugas marinas en peligro de extinción, así como los habitáculos críticos para su supervivencia

 

3) proteger comunidades coralinas en un estado ecológico excelente y con alto valor recreacional y estético

 

4) prevenir los impactos negativos de actividades humanas que ocurran dentro y fuera de la Reserva

 

5) designar áreas para la propagación de peces, corales y otros grupos de organismos bajo el concepto de "no take zones"

 

6) facilitar la interpretación de los sistemas marinos para propósitos de conservación, educación, investigación y turismo de bajo impacto

 

7) acomodar y regular mediante un sistema de co-manejo apropiado un espectro lo más amplio posible de actividades humanas compatibles con los objetivos principales de la Reserva

 

8) promover la conservación marina mediante la educación y el desarrollo de actividades turísticas de bajo impacto

 

9) proveer para la investigación científica y el entrenamiento t´cnico de científicos, estudiantes, oficiales de manejo, personal técnico y voluntarios a través de un programa de co-manejo

 

10) proveer para el monitoreo de los efectos ambientales de las actividades humanas, incluyendo los efectos directos e indirectos del desarrollo y de las prácticas de usos de los terrenos adyacentes a la Reserva

 

11) proveer participación en la planificación, administración y manejo de la Reserva a las comunidades de base, Asociación de Pescadores de la Isla de Culebra, buzos, Administración Municipal, Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra, Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, la academia, ciudadanos voluntarios, organizaciones no gubernamentales y cualquier otro grupo de interés, mediante un modelo de co-manejo.

 

Además de las razones, existen diversos problemas de origen humano, los cuales podrían amenazar la integridad ecológica de la región.

 

De acuerdo a Hernández Delgado, los problemas principales humanos identificados en la isla de Culebra y que pudieran afectar directa o indirectamente la Reserva incluyen:

 

1) escorrentías y sedimentación asociada al desmonte para la construcción de caminos

 

2) eutroficación y reducción en transparencia del agua asociada a la descarga de aguas usadas sin tratar y escorrentías sedimentadas

 

3) desarrollo residencial y turístico no planificado en zonas ecológicamente sensitivas (ej. Punta Melones, Bahía Tarja, Bahía Tamarindo)

 

4) posible flujo de lixiviados provenientes del vertedero municipal

 

5) actividades recreacionales fuera de control y sin regulación alguna (ej. pesca irresponsable con arpón, colección de organismos de acuario, buceo, navegación, anclaje, establecimiento y operación inadecuada de boyas de anclaje)

 

6) colección de organismos, corales y pedazos de arrecifes para el mercado de acuarios marinos

 

7) destrucción histórica de arrecifes por las prácticas militares de bombardeo 

 

Fuentes:

Documento de designación (DRNA, 1999)

Plan de Manejo 2008

Hernández-Delgado, E.A. 2004. Análisis del estado de los recursos y de la situación ambiental de la Reserva Natural del Canal Luis Peña, Culebra, P.R. Informe Técnico sometido a la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra, Culebra, PR. 2 de agosto de 2004. 133 pp.