“Los bienes comunes de la naturaleza van a ser saqueados. Ese es el proyecto del capitalismo”

09/17/2016

 

Desde la lucha contra la minería hasta la de los megahidroeléctricos, de la defensa del agua y los bosques hasta las costas, el aire y la salud, decenas de mujeres reiteraron hoy su compromiso con la defensa de la integridad geográfica de sus países y comunidades, durante el Encuentro latinoamericano de mujeres que luchan por el ambiente y el desarrollo sostenible. La actividad se celebró en Casa Pueblo de Adjuntas con el co-auspicio del Latin American Mining Monitoring Programme.

 

Seis invitadas viajaron desde Honduras, Guatemala, Perú y Ecuador para compartir sus experiencias con decenas de ambientalistas puertorriqueñas. Berta Cáceres Zúñiga, hija de la líder hondureña Berta Cáceres, recientemente asesinada en su casa, habló a las cientos de personas presentes. Según explicó, el golpe de Estado de 2009 en Honduras tuvo el objetivo de concesionar el 40% del territorio para la extracción minera y desarrollo de proyectos hidroeléctricos. Le siguió la privatización de los bosques, violación de derechos contra los pueblos en lucha y la instauración de la fuerza y la represión de los militares.

 

“Los bienes comunes de la naturaleza van a ser saqueados”, manifestó Cáceres Zúñiga. “Ese es el proyecto del capitalismo. Quisieron asesinar a Berta Cáceres por luchar para detener ese proyecto. De ahí la trascendencia de seguir exigiendo justicia. Esos gatilleros no son los verdaderos responsables de su asesinato. Por eso exigimos una comisión internacional independiente que investigue y el cese de los proyectos hidroeléctricos. Y hay que saber que a Berta Cáceres no la han asesinado porque, mientras sigamos luchando contra estos proyectos de muerte, ahí estará Berta”.

 

Todas las participantes extranjeras relataron las condiciones de represión extrema en que desarrollan sus luchas, sujetas a la persecución, amenaza, tortura, cautiverio, criminalización pero demostrando que “es posible reivindicar la alegría sin perder la indignación”, dijo Lorena Cabnal, representante de la Red de sanadoras ancestrales del feminismo comunitarios en Guatemala.

 

Además de Berta Zúñiga Cáceres y Lorena Cabnal, las demás participantes del extranjero fueron: Aura Lolita Chávez Ixcaquic, del Consejo Pueblos K’iche’ de Guatemala; Lina Solano, presidenta de la Unión Latinoamericana de Mujeres (ULAM); Elizabeth Cunya, de la Asociación de Mujeres Protectoras de Cuencas; y Glevys Rondón, directora del Latin American Mining Monitoring Programme con sede en Londres.

 

La guatemalteca Aura Lolita Chávez Ixcaquic habló sobre la relación del cuerpo de la mujer con el colonialismo y la explotación. Denunció el abuso contra las mujeres y las comunidades “por parte de empresas que importan su modelo a costa de la destrucción de los pueblos mayas y de la biodiversidad. Eso es lo que hace el capitalismo, no importa si es yanqui o chino”.

 

En el caso de Ecuador, Lina Solano manifestó que el plan es convertir el país en un campo minero, amenazando incluso su zona amazónica. Denunció también que, en otros gobiernos más neoliberales no se había visto que mujeres hubiesen tenido que ir presas simplemente por protestar.

 

Aunque el nuevo gobierno impuesto por la ley federal PROMESA podría derogar leyes ambientales, Tinti Deyá, fundadora de Casa Pueblo en Adjuntas, afirmó: “Que ni lo intenten”.

 

Por su parte, tras hacer un recuento de la victoria y los desafíos del pueblo viequense, Aleida Encarnación, líder comunitaria de la Isla Nena, expresó que “los tenis de los Zenón ya están desempolvados”, en clara referencia a su familia de pescadores luchadores.

 

Las decenas de líderes puertorriqueñas presentes relataron cómo ha sido el desarrollo de sus luchas contra la incineración, el depósito de cenizas, la venta de los terrenos costeros y la creación de bosques diversos, desde montañosos hasta playeros. Todas cuestionaron el concepto desvirtuado de desarrollo que se pretende imponer en Puerto Rico a toda costa, aún a pesar de la destrucción y el daño ambiental y a la salud que representa. También reiteraron la certeza de que hay un pueblo dispuesto a defender sus recursos naturales, su biodiversidad, su salud y la integridad geográfica del País por encima de cualquier amenaza.

 

Por las comunidades ambientalistas que luchan en Puerto Rico, participaron Angie Colón, de la Coalición Pro Corredor Ecológico del Noreste; Aleida Encarnación, líder comunitaria de Vieques; Ela Cruz, de Ciudadanos del Karso; Elisa Sánchez ‘Gaviota’, de la Coalición Playas pa’l Pueblo; Myrna Conty, coordinadora de la Coalición de Organizaciones Anti Incineración de Arecibo; Elena Biamon, de la organización Boricua de agricultura Ecológica; y Mary Ann Lucking, de Coralations en Culebra.

 

 

Please reload

De la zona
RSS Feed

Buscan declarar los arrecifes de coral como una estructura esencial

1/10
Please reload

Publicaciones recientes
Please reload

Busqueda por etiqueta