Playa Flamenco recupera la Bandera Azul

 

Luego de varios años de coordinación y esfuerzo interagencial, la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (ACDEC) izará de nuevo la Bandera Azul en una de las playas más hermosas del Caribe, catalogada como número 6 del mundo, el Balneario Playa Flamenco en Culebra. 

 

Este galardón ambiental es entregado a los manejadores de playas que desarrollan y adoptan estrategias de manejo y conservación para asegurar una calidad de agua óptima, seguridad acuática, servicios e infraestructura, como también un programa de educación ambiental para orientar a los visitantes sobre el valor ecológico y cultural de las playas.

 

“Lograr obtener la Bandera Azul ha sido posible gracias a un esfuerzo colaborativo y sacrificado liderado por la ACDEC para cumplir con la política pública ambiental establecida por la Ley 66 para la conservación y desarrollo sostenible de Culebra y sus recursos naturales”, expresó Coral Parrilla, directora ejecutiva de ACDEC.

 

Parrilla indicó en declaraciones escritas que el Municipio de Culebra, el personal de la Playa Flamenco, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), el Cuerpo de Vigilantes del DRNA, la Junta de Calidad Ambiental (JCA), la Compañía de Turismo (CT), la organización no gubernamental OPAS, como también miembros de la comunidad de Culebra fueron claves en el proceso de planificación, como también serán parte integral de la implementación del plan a largo plazo para mantener los servicios y asegurar la conservación de los recursos naturales de la playa para el disfrute de las futuras generaciones.

 

Logros por la conservación de Flamenco

 

Entre los logros alcanzados, se encuentra la delimitación de las dunas con barandas de madera para disminuir la huella ecológica de los visitantes y la restauración de las dunas a través de la reforestación de las mismas con uvas playeras y patcholí, plantas costeras donadas por el DRNA.

 

Se sustituyó el paseo tablado de la entrada principal a la playa, el cual interrumpía la interconectividad de la duna, por un puente tablado elevado para garantizar la conservación del hábitat de un sinnúmero de especies costeras.

 

“Tuvimos tiempo para prepararnos y fortalecer necesarias para empezar a restaurar las dunas y hacer varios proyectos de mejoras en la playa. A través del Municipio se invirtió en mejoras a la infraestructura como también recibimos donaciones voluntarias de tiempo de labor profesional de parte de algunos miembros de la comunidad en el diseño de los mismos”, indicó Parrilla.

 

“A través de la colaboración entre ACDEC, la Junta de Calidad Ambiental y el Cuerpo de Vigilantes del DRNA se ha logrado establecer y mantener el monitoreo mensual de calidad de agua, el cual ha demostrado condiciones óptimas de las aguas cristalinas que caracterizan el balneario”, explicó, por su parte, el vigilante Yamil Cruz, quien estuvo a cargo del muestreo de dicho monitoreo.

 

“La zona de bañistas del balneario actualmente cuentan con dos torres de salvavidas restauradas, equipo de salvamento óptimo y un salvavidas certificado por la U.S. Lifesaving Association, que se encarga de la seguridad acuática de los visitantes. Además, para ofrecer servicios de seguridad en las temporadas altas de turismo, se seguirá subcontratando un segundo salvavidas para la zona de bañistas”, detalló Parrilla.

 

Además, desde el 2012 se ha realizado una evaluación anual del estado de los arrecifes de coral utilizando la metodología reconocida a nivel internacional ‘Reef Check’.

 

“El monitoreo ha demostrado que la salud y la diversidad del ecosistema coralino de la Bahía Flamenco han permanecido en un estado estable por los pasados tres años. Esta información es vital para orientar, educar e impulsar a la ciudadanía a apoyar iniciativas locales de conservación y recuperación de los ecosistemas marinos”, indicó Abimarie Otaño, parte del equipo de Reef Check Culebra y colaboradora de OPAS ,que brindó apoyo como asesora ambiental para el manejo sustentable de la playa durante el año piloto 2015-2016.

 

 

“La visión de ACDEC, es lograr que Flamenco se distinga como un destino turístico de primera donde se promueva la recreación y el uso sustentable de sus espacios y recursos naturales”, puntualizó Parrilla.

 

Para lograrlo y optimizar el servicio provisto a los visitantes y campistas, ACDEC terminará de realizar mejoras en la infraestructura, entre ellas, restauración de los baños, duchas y la oficina de recaudaciones de ACDEC. A través de iniciativas de educación y divulgación, ACDEC espera reducir el impacto de los visitantes y a su vez maximizar el disfrute en esta área natural de gran importancia ecológica y económica para Culebra.

 

“Esperaremos que la Bandera Azul esté acompañando la bandera culebrense con gran orgullo, desde este próximo 1 de noviembre de 2016, fecha en que comienza la temporada de Bandera Azul”, finalizó Parrilla.

 


 

Please reload

De la zona
RSS Feed

Buscan declarar los arrecifes de coral como una estructura esencial

1/10
Please reload

Publicaciones recientes
Please reload

Busqueda por etiqueta