DRNA establece récord reciente en  cantidad de licencias de pesca comercial

La aprobación de las licencias de pesca por el DRNA es la más alta en siete años, por lo que se fortalece ese sector comercial

Martes, 15 de marzo de 2016. San Juan, Puerto Rico — El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) logró un récord de aprobación de licencias de pesca comercial desde el 2009, lo que permite que se fortalezca el desarrollo económico de ese sector comercial, informó la secretaria Carmen R. Guerrero Pérez.

Guerrero Pérez expresó que al contabilizar la totalidad de licencias de pesca aprobadas al 2015, la cifra aumentó a 1,074 pescadores comerciales activos, un aumento de 523 en comparación con el año 2011 y otros años anteriores.

En los dos meses y medio que van del 2016, ya se han contabilizado 874 pescadores con licencias activas. En el 2014, la totalidad de licencias era de 690 y en el año 2013, la cifra era de 647. En el año anterior (2012) las licencias aprobadas sumaban 609. En el 2011, la cantidad fue de 551; 670 en el 2010 y, en el 2009, había 452 licencias.

“El incremento a más del doble de las licencias de pesca que evalúa y aprueba el DRNA ha sido posible por los esfuerzos del equipo de trabajo interno, mayor flexibilidad en los procesos de radicación y el vínculo que se ha logrado con los pescadores para ofrecerles orientación de los requisitos que imponen las leyes aprobadas para la regulación de este sector”, expresó la planificadora.

“A escasos día de la Semana Santa donde prolifera la venta de productos del mar por tradición cultural, celebramos este impulso a los pescadores comerciales para que ese sector pueda continuar creciendo a la par con el cumplimiento de los requisitos dispuestos en las leyes”, mencionó la titular.

Dijo que ese esfuerzo con las licencias de pesca se suma a otras iniciativas de la agencia con los pescadores que incluyen una serie de conversatorios por áreas costeras para trabajar mano a mano en la búsqueda de soluciones para mejorar esa actividad comercial. Además, la agencia ha impulsado una nueva Ley de Pesca, que permita atemperar las necesidades de ese sector comercial.

Se estima que la pesca comercial en Puerto Rico genera aproximadamente $7 millones en ventas al por mayor y $21 millones en ventas al detal y alimentos, lo que representa un sector importante de la economía con grandes oportunidades de crecimiento. En el año 2014, se reportaron 1.5 millones de libras de pesca, donde más del 50 por ciento de la pesca se enfocó en langostas, carruchos, chillo de ojo amarillo, cartucho y colirrubia.

Vedas garantizan la pesca

Por otra parte, la titular explicó gracias a las vedas de pesca se han logrado abastos muy saludables del pez “mero cabrilla”, el chillo, la colirubia y otras especies porque se les ha dado la oportunidad de que se reproduzcan a fin de garantizar que haya disponibilidad de esos productos en el presente y también en el futuro.

La funcionaria explicó que la implantación de algunas vedas de pesca y los límites de capturas se hace por disposiciones federales. No obstante, el DRNA ha emitido varias comunicaciones a las agencias concernidas con información científica que debate algunos límites como en el caso de la langosta y los capitanes.

“El trabajo de nuestros biólogos ha sido fundamental para documentar esos hallazgos para poder defender la posición de los pescadores y para traer criterios científicos cuando entienden que es necesario una mayor protección para garantizar la subsistencia de especies”, subrayó.

Este mecanismo se establece durante el período que se agregan las especies para aparearse (sama, chillo, mero cabrilla) o se limita la captura a los individuos con tamaño reproductivo (langosta, carrucho, colirrubia).

Igualmente, Guerrero Pérez explicó que para mostrar mayor sensibilidad hacia los trabajadores del mar la agencia establece boletos de cortesía que es una estrategia de educación sobre lo que establecen las autoridades federales.

La agencia también ha acogido el reclamo de que se permita a las pescaderías vender los pescados de especies en veda que son capturados previo a la puesta en vigor de las vedas siempre que medie una certificación del Departamento de Agricultura de Puerto Rico.

Guerrero Pérez señaló que “tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico, más del 90 por ciento del pescado que se consume no es local porque no es posible satisfacer la demanda debido a múltiples consideraciones. Pese a ello, continuamos los esfuerzos por fortalecer ese sector comercial y hago una exhortación a la ciudadanía a patrocinar el pescado local en estos días y todo el año”.

De la zona
RSS Feed
Publicaciones recientes
Busqueda por etiqueta
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic