DRNA expresa profunda preocupación con dos proyectos aprobados en la Cámara de Representantes


Los proyectos de la Cámara de Representantes número 2853 y 2894 afectarían los bienes de dominio público marítimo terrestres y el manejo integral de la Reserva Natural del Caño Tiburones


La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen R. Guerrero Pérez, mostró profunda preocupación por la aprobación de dos proyectos de ley relacionados a modificaciones a la zona marítimo terrestre (ZMT) de Puerto Rico y a la Reserva Natural del Caño Tiburones


El proyecto de la Cámara número 2853, de la autoría Ángel Raúl Matos, sería detrimental porque estaría privatizando de facto todos los bienes de dominio público marítimo terrestres de Puerto Rico, ya que dispone que se deben aprobar concesiones especiales a todos los proyectos y estructuras legales o ilegales presentes en las playas y costas de Puerto Rico hasta diciembre de 2015, sin ningún tipo de distinción.


Guerrero Pérez indicó que “a pesar de que el DRNA coincide en que como país, debemos establecer nueva legislación para atender las ocupaciones existentes en la zona marítimo terrestre, entendemos que cualquier legislación que se apruebe a estos efectos debe estar enmarcada en el mandato constitucional y ministerial de la más eficaz conservación de los recursos naturales y en el libre acceso a nuestras costas”.


“Por tal razón, no apoyamos la medida porque se permite la presencia de todas aquellas estructuras privadas que actualmente no cuentan con alguna concesión y cuya presencia en nuestra zona marítimo terrestre sea desde antes del 31 de diciembre de 2015 sin conocer de antemano cuáles son estos aprovechamientos”, declaró la planificadora.

Por ordenamiento jurídico los bienes de dominio público no son susceptibles de apropiación por parte de un particular, contrario a lo que se promueve con esa pieza de ley.


“Esta medida legislativa no toma en consideración los graves problemas de erosión costera en Puerto Rico y los efectos de los cambios climáticos, por lo que de convertirse en ley pone en riesgo a la seguridad pública del país y va en contra de los derechos del pueblo al libre uso y disfrute de nuestras playas, como lo dispone la Constitución de Puerto Rico”, puntualizó la titular.


Por otra parte, la secretaria del DRNA también presentó objeción al proyecto de la Cámara 2894 que propone cambios a la Reserva Natural del Caño Tiburones, entre Arecibo y Barceloneta.


Afirmó que la nueva delimitación que se establece a través del proyecto de ley, despoja a la Junta de Planificación de su deber administrativo para establecer la delimitación de la reserva natural, con la asistencia técnica y científica del DRNA.


En la actualidad, la JP desarrolla un Plan Sectorial que permitiría establecer un balance entre la protección de los naturales, los ecosistemas (incluidos los humedales), los sistemas arqueológicos y los demás usos, tales como: la actividad agrícola, turística, industrial y rural de esta zona.


“Establecer unas coordernadas desde una comisión legislativa para cambiar las delimitaciones de una reserva natural sin el peritaje de las agencias con los instrumentos científicos y técnicos, va en detrimento de ese balance”, explicó la planificadora.

Mencionó que el DRNA lleva a cabo la actualización de un estudio hidrológico hidráulico (HH)del Caño Tiburones, a fin de que se determinen el estado de los niveles actuales y diseñar las acciones para el manejo del recurso agua en la zona, a cargo del hidrólogo Greg H. Morris, una autoridad tanto en Puerto Rico como en el exterior en este tipo de estudio.


“Ese estudio, que se estima se complete en seis meses, arrojará más información sobre el flujo de las aguas y las causas que llevan a la inundación de algunas zonas del caño, algunas relacionadas a las condiciones naturales de humedal de la zona u otras relacionadas a la operación de las estaciones de bombas de la Autoridad de Tierras en Barceloneta y del DRNA en Arecibo y al mantemiento y limpieza de canales de drenaje agrícola. Nosotros le recomendamos a la legislatura que esperara a que concluyera el estudio HH antes de aprobar el proyecto legislativo. Se está saltando un paso medular e indispensable para la comprensión del funcionamiento y el manejo del caño Tiburones y los terrenos que forman parte de la reserva natural”, sostuvo Guerrero Pérez.


El DRNA continua participando del proceso judicial en el que se dilucida un mandamus relacionado a la delimitación de esa reserva natural.

De la zona
RSS Feed
Publicaciones recientes
Busqueda por etiqueta
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic